Entradas

:: La Sonrisa al Otro Lado del Universo (second stage) ::

Imagen
.I

El sabor acre en la lengua me comenzó a indicar que iba hundiéndome poco a poco en el sueño, la criogenia suele ser un verdadero dolor de cabeza, pero es la mejor forma de permanecer silente y pasar desapercibido a través de las rutas poco transitadas en la que hemos vagabundeado los últimos años luz Alice y yo. Con el proceso los pensamientos comienzan a vagar sin sentido, se mezclan las percepciones, las visiones y alucinaciones no son raras. Solo es cuestión de cerrarlos ojos, como siempre y dejar que la calma se hunda en ti. Pocas son las palabras que me quedan, el silencio se ha ido comiendo mi memoria y mis recuerdos.  Sólo quedan algunas imágenes que se repiten como ecos entre los laberintos de mis extraños sueños.

Algunas veces, aún, logro retener un poco antes de que la vigilia termine y se oscurezca todo una vez más.

Un día de hace muchos, como para no recordarlo con precisión, conocí inadvertidamente a una niña...  ¿o era una mujer?  No lo sé.  Ahora es más como un espeji…

:: hollow scream ::

Imagen
Sabes, nunca he sentido realmente, de una forma definitiva, ese deseo o sentimiento de querer realmente algo, de amarlo hasta sus últimas consecuencias, de querer que mi vida misma sea eso hasta el último de sus días.
Quizá haya mucha gente que piense que algo así es muy triste, no lo sé, esa tristeza tampoco es perdurable al final, siempre existe algo que evita que caigas completamente al vacío. Te hundes y te hundes pero nunca llega el fin, siempre hay alguna forma nueva de caer aún más.
En el vacío sólo existen el silencio, la materia negra y tu.
Es lo mismo con la soledad, vivir bajo las reglas de la forma de vida que llevamos en esta época evita que puedas sentir algo así verdaderamente. Nunca he podido sentir ese sentimiento, esa sensación de soledad o de desamparo absolutos que me lleven a hacer algo más allá de cubrir alguna necesidad básica. Todo lo valioso que podría haber construido a partir de ese punto se lo tragó la oscuridad que creció silenciosa detrás de la …

|| LEJANÍA Y SILENCIO : JIMMY ||

Imagen
Un día cálido de marzo todos en el pueblo dejaron de llamarlo Jaime y comenzaron a nombrarle Jimmy. No era afecto ni deferencia, era más bien una mezcla entre morbo, repugnancia, algo de temor.

Jimmy era un niño como cualquier otro, no era agraciado, ni muy sobresaliente. Su amabilidad rayaba muchas veces en la exageración; mucho más cuando trataba de ser amable con las niñas, sobre todo aquellas que le gustaban. Siempre cargaba una caja de chocolates y se le veía repartiendo por un lado o por otro su contenido, saludando y haciendo bromas que nadie entendía, pero que intentaban ser agradables.

Los días de cuaresma le gustaban, pese a que su rutina no cambiaba del común de sus demás días, ni cambiaría jamás. No se iría de vacaciones como algunos de sus compañeros. No iría a ningún otro lugar más allá del pueblo. No sabía siquiera si algo más allá le podría gustar, ese tipo de pensamientos no tenían cabida en su imaginación. Su madre trabajaría de nueva cuenta en el dispensario de la ig…

|| LEJANÍA Y SILENCIO : LA COYOTA ||

Imagen
La noche susurra en ecos espirales tras los pasos que alguien da detrás de mi. No hay sombras, no hay espejismos que inunden la imaginación errabunda.

Huele a tortilla quemada, almizcle vago y sofocante. Dicen las lenguas oriundas que cuando huele así es por que anda cerca el Coyote, que vaga por el campo buscando a quién hurtarle algo de valor, la comida o de quién tomar ventaja. O a veces también lo que busca es venganza. Dicen que si tuviste el desatino de meterte con su hembra es mejor que le huyas, si no seguro te alcanza. Que luego de matarte ahorcado la boca te deja llena de sus propias heces. Tirado sin que nadie se digne siquiera a tocarte o levantarte, dorado al sol, maldecido y manchado para siempre.

Camino bajo un cielo inundado de luceros brillantes, es marzo, la lluvia ha dejado un aroma casi hipnótico mezcla de tierra humedecida y yerba nueva. El viento arrecia, me recuerda que he pasado lo peor, ya no hay frío que me hiele, siento cálida la espalda, hoy ni los perros sal…

Aod en los ojos de Ute

Imagen
[ Esta es la transcripción de la carta hallada en el departamento donde se encontró un cuerpo completamente desollado y en una extraña condición de descomposición. La identidad, causas de muerte, edad y género del cuerpo siguen sin determinarse. La dueña del departamento tampoco ha sido encontrada aún, así como la persona que escribió el texto. ]  

"A veces me pregunto si mis decisiones, tomadas siempre muy a despecho e impulsivamente, son las correctas aunque sé que no lo son.

En cierto universo paralelo, del cuál me voy alejando cada vez más, son verdades que cristalizan en algo que se va convirtiendo en olvido, en impertinencia, en desánimo, en odio, en muerte. Esas ilusiones se difuminan tocándose intermitentemente. Son límite la una de la otra, su frontera y su inicio también.

De esa noche recuerdo aún los aromas que persistían al día siguiente en mis manos; a la izquierda la penumbra del deseo, a la derecha residuos de esa habitual cotidianidad, de tu verdadero ser. Sin emba…

:: Berserker Remains ::

Imagen
Dicen que camina entre el viento
ondeando tesituras heridas
tocando huecos entre las almas;
dicen que es un ave sin nido
un volado al aire
la moneda que se borra entre los dedos...


Dicen que entre la sombra
hay miradas que crepitan aliento,
humores trastocados por el alba;
dicen que el silencio agota
que ennegrece la mirada
que acaba comiéndose pedacitos de calma...

Dicen que debe callar, que debe pensar,
que debe dormir, que debe ser más,
que tienda las manos y aprisione el mundo,
que cierre las garras y sea coraje;
dicen que no se pierde lo que nunca se tiene,
que los pasos solos trazan su ruta,
y que el olvido no tiene nombre...

:: starve ::

Imagen
Aún no era media noche. No es media noche en ningún lugar, sólo en el sueño que lo arrastra a olvidar. A olvidar que olvida. Olvidar que se olvida.

Hay una curva al final del primer camino de entrada que le gusta ver mientras parpadea a cada segundo que ve pasar un color nuevo, el silencio suele ser tan colorido como el medio día en que comienzan a caer las sakuras.

Un pedazo de costra le arrastra por el brazo, pinta huellas nuevas donde el asedio del tiempo borra rastros de su mismo andar.

Lanza la hoja al aire, intentó quemarla una vez más y terminó por apagarse sin darle tiempo a reintentarlo, no quiere morir simplemente, no así. El beat de Romeo mientras muere tampoco lo desea, sabe a jazz y le salva de su propia tinta, mientras el pachuco hace la lucha.

La noche no intenta hacer su aire distinto, sigue esperando con los brazos abiertos, con la lengua humeante, desesperada por poseer un pequeño pedazo del brillo de la luna agazapado tras su mirada. El marco del ventanal se sigue dibuj…